El pasado fin de semana aterrizamos en Isla Mágica para refrescar a los visitantes con una degustación de Appletiser, que realizamos en uno de los kioskos del parque temático -vestido con la imagen de marca gracias a unos paneles instalados en la estructura del kiosko y a un gran roll up-. Además, colocamos en el mostrador una cesta de mimbre llena de manzanas verdes y una cubitera con botellines de vidrio, hielo y limas.

Por la noche, a partir de las 20h, llevamos a cabo un sampling de Capri-Sun; en esta ocasión en la salida del parque, con una entrega de 2000 unidades de producto.